1 sept. 2010

JACK PALANCE (1919-2006)


Su cara de rasgos duros y su corpulencia lo convirtieron en el malvado ideal en la pantalla grande, con lo que pasó a interpretar casi exclusivamente a asesinos y sicópatas en los más de 80 filmes en los que actuó. Sin embargo, su físico poco común había sido su tarjeta de presentación cuando en 1947 debió reemplazar a Anthony Queen y luego a Marlon Brando, por sendas convalecencias, en la producción en Broadway de "Un tranvía llamado deseo" de Elia Kazan, quien quedó impresionado por "un rostro que sólo una madre puede amar", y tres años después lo lanzaría a la gran pantalla con “Pánico en las calles”(1950). Era un personaje misántropo, que vivía aislado en su rancho de California y dedicaba su tiempo a la pintura, la poesía y a sus hijos. Nunca perdono a Hollywood el encasillamiento al que fue sometido. En 1991 a los 73 años, recibió el Oscar al mejor actor de reparto por “Cowboys de ciudad” donde se interpretaba a si mismo. Fue sorprendente su aparición en “Bagdad Café”.

No hay comentarios: