3 sept. 2010

EL EMPERADOR RETRATADO POR GIUSEPPE ARCIMBOLDO


Su obra convencional, consistente en pinturas tradicionales del género religioso, ha caído en el olvido. No ocurre lo mismo con sus «caprichos» alegóricos, cuadros en los que las naturalezas muertas, los conjuntos de flores, frutas, mariscos o peces, crean figuras simbólicas. En 1562 fue reclamado por Rodolfo II Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Rey de Hungría y Bohemia, Archiduque de Austria. En Praga se le consideraba el «Leonardo da Vinci» de la corte bohemia. Las extrañas obras de Arcimboldo, especialmente sus imágenes múltiples, fueron redescubiertas a principios del siglo XX por artistas surrealistas como Salvador Dalí. La exposición «El efecto Arcimboldo» se celebró en el Palacio Grassi de Venecia (1987)

No hay comentarios: