4 sept. 2010

"OLIMPIA"




“El desayuno sobre la hierva” fue un gran escándalo. Pero más todavía lo fue la “Olympia”, presentada en el Salón en 1865,  fue rechazada. Entre las razones por las que este cuadro iba a resultar chocante no fue sólo el hecho de ser una parodia de las obras renacentistas, sino también una flagrante descripción de los hábitos sexuales modernos. Sustituyo en el lienzo a una diosa del amor y la belleza, por una refinada prostituta parisina. Lo que realmente desconcertó fue, que Manet no la idealizo. Olimpia no parece ni avergonzada ni insatisfecha con su trabajo. Es una mujer de carne y hueso, mostrando un perturbador distanciamiento. Ambas obras entusiasmaron a los pintores más jóvenes; por lo que Manet se convirtió así, casi sin quererlo, en el personaje principal del grupo que se reunía en el Café Guerbois, la cuna del Impresionismo.

No hay comentarios: