13 abr. 2010

SANDROCCHIA


En 1961, en el Festival de las Artes del Cine Italiano, se presento el film de Roberto Rossellini “Vanina Vanini”, protagonizada por Sandra Milo, la crítica cargo contra su interpretación, por considerárla excesivamente sobreactuada, y calificándola como "Lo peor de lo peor" , esto supuso un gran golpe para su carrera, Pero las cosas cambiaron con el encuentro crucial con Federico Fellini, quien la hizo una de sus protegidas, adoptándola, y añadiéndola a su particular y maravilloso mundo, llamándola cariñosamente "Sandrocchia. Con el rodó las dos películas mas importantes de la filmografía de la actriz; "8 ½" (1963) y 'Giulietta de los espíritus” "(1965), en esta última encarno un memorable prototipo de "femme fatale", pasada por el filtro “Felliniano", irreal y sofisticada, casi vestida de raso blanco, con la espalda totalmente desnuda y una transparente y palmitante mariposa, reposando sobre su piel; tan sensual, pero también, ingenua, y desinhibida. Consiguió La Cinta de Plata a la mejor actriz en ambas películas

No hay comentarios: