17 abr. 2010

MELINA MERCOURI


“Los pianos mecánicos”. No se podía llamar “Los organillos” titulo original de la novela de Henri-François Rey. En la España de 1965 ese nombre, sonaba a zarzuela. Ambientada en el Cadaqués virgen de aquellos años. Tomaba en la película el seudónimo de “Caldeya”. Fue dirigida por Juan Antonio Barden y posiblemente no es uno de sus mas memorables títulos, pero si es memorable, la presencia de Melina Mercouri como “Jeny". Existieron muchas Jeny's, un prototipo de mujer, que eran: un“producto de costa”. Llegaron de sitios dispares, con pasados dispares y se asentaron junto al mar, antes del boom turístico, buscando, la tranquilidad, el futuro, dinero, amor, o el anonimato; mujeres que han existido en todos los pueblos costeros. Una raza irrepetible que se hizo en aquellos momentos de transición, de progreso, de cambios y ellas, tenían en sus cabellos, en sus cuerpos y movimientos, la soltura y el estigma de la libertad. Mujeres a las que era imposible, no conocer, y un privilegio, conocerlas.

No hay comentarios: