11 jun. 2010

MARLON BRANDO (1924-2004)


Dos frases fueron suficientes para convencer a Tennessee Williams de que se hallaba ante el actor ideal para interpretar por primera vez al Stanley Kowalski de "Un tranvía llamado Deseo", en su versión teatral. Con el asesoramiento del dramaturgo y la dirección de Elia Kazan, Brando fue el Kowalski nunca superado, y de la noche a la mañana consiguió que todo Broadway hablara de él. El éxito rotundo propició su versión cinematográfica. Y el actor, que ya había debutado en el cine con "Hombres" (1950), de Fred Zinnemann, supo trasladar toda la fuerza y los matices con que había dotado a su personaje. La gran pantalla, multiplico su poder de seducción. Marlon Brando no sólo adquirió de inmediato fama mundial: también, nació el mito. Un icono que imitaron sus contemporáneos y que perdura medio siglo después.

No hay comentarios: