10 jun. 2010

MARLENE DIETRICH


 Nunca se integró realmente en la industria de Hollywood, siempre fue independiente. Su fuerte acento alemán dio un toque especial a sus interpretaciones, pero la etiquetó como "extranjera" a los ojos de los norteamericanos. Fue y es un icono de la moda. Popularizó, entre otras prendas, el uso de pantalones, lo cual, junto con su imagen pública y las insinuaciones de bisexualidad en sus películas, siempre aparecia en alguna escena, vestida de hombre, lo que contribuyó a crear malévolos rumores, nunca confirmados por ella, sobre su vida sentimental. La gran estrella murió tranquilamente en 1992, a los 90 años, en Paris. Su feretro, fue expuesto en la iglesia de La Madeleine, ante 3.500 dolientes y una multitud fuera del templo. Su cuerpo, cubierto con una bandera norteamericana, fue enviado a Berlín donde fue enterrada en el cementerio municipal de Berlín-Schoenberg, su lugar de nacimiento. Marlene Dietrich dijo a un amigo que la acompañaba en el dormitorio, justo antes de morir: «Lo quisimos todo, y lo conseguimos, ¿no es verdad?»

No hay comentarios: