5 nov. 2009

MARIA CALLAS




La gran diva del Bel canto, la mejor soprano de todos los tiempos. Llenó páginas y portadas de las revistas del corazón con su romance sin final felíz con Aristoteles Onassis. Su forma de interpretar a las heroínas de sus óperas, supuso un cambio en el género; Pasolini la dirigio en una Medea, muy alejada de los cánones operísticos. Su obsesión por perder peso, la llevó a ingerir una solitaria, que posiblemente fue, una de las causas de la pérdida de su magnífica voz.

No hay comentarios: