6 ago. 2011

FLORENCE FOSTER JENKINS


Durante muchos años su familia y su marido hicieron lo posible para desanimarla, de su desmesurada pasión por el Bel canto y su insistencia en dedicarse plenamente a el. No tenía talento pero le sobraba empeño. No tenía oído, ni sentido del ritmo, pero, tras muchos años insistiendo, el 25 de Octubre de 1944, cantó en un Carnegie Hall abarrotado y las entradas para verla se agotaron semanas antes del espectáculo. Florence Foster Jenkins se lió la manta a la cabeza y se enfrentó a las risas del público y los desprecios de la crítica para alcanzar un sueño. Desde pequeña quiso cantar. Le costó lo suyo pero terminó grabando cinco discos, Florence grabó nueve arias en esos cinco discos.  Se dijo que los 32 años de carrera musical de Jenkins fueron una elaborada broma sobre el público, lo cual parece contradecirse con la afirmación de que su muerte después de su actuación en el Carnegie Hall fue resultado del rechazo de los críticos. Sin embargo, hay muy pocas evidencias que constaten dichas afirmaciones. Todo parece indicar que Florence Foster Jenkins murió con el mismo feliz y convencido sentido de plenitud que prevaleció durante toda su vida artística.

Click en elenlace



No hay comentarios: